En vela

Él duerme. Me asomo a su pesadilla para intentar convertirla en una lagartija o en una arañita, de esas que tejen entre las ramas del jardín. Quizás si hago un esfuerzo puedo poner un árbol en ella, para que me abrace. Él duerme. Y sigo despacio a su lado, cuando vuela hasta aquí y se acurruca, moviéndose hacia la izquierda. Ya me hice un espacio en esa parte de la cama. Ya le hice lugar para sus cosas, en el armario de la pared.
Él duerme y yo espero que despierte.

2 comentarios en “En vela

  1. ..y con cariño, despejo la estantería frente a la cama, dejando espacio para la vista, la suya, a la que le gusta ver mis ojos proyectados al otro lado. Y enciendo dos velas, allá donde dice el mapa que debo hacerlo. Y lleno de cuarzo rosa una esquina de la habitación. Y el incienso se apodera del resto de los olores, para dejar paso al olor más ansiado… Él duerme. Pero sé que despertará.

    Besos, ZoePe. Y que sean dobles.

  2. Fá querida, recién vengo de tu casa, al lado del mar.
    Gracias por tus besos, que seguro, pronto serán dobles.
    Te dejo otro aquí.

Los comentarios están cerrados.