De la esperanza

La esperanza

Veo los edificios que rodean la ventana de mi nueva casa. Es un paisaje urbano feo y duro. Aún así el sol sale un poquito hasta subir lo suficiente e inundar la cocina. Saboreo el café recién hecho, en la misma cafetera de la otra vez. Soy la misma, sabes? He cambiado y acomodé mi cuerpo y mi cabeza a nuevos espacios y países, a nuevas personas. Tengo una hija. Soy la misma, te digo de nuevo. Y aquí estoy esperándote, porque todo lo que ha sucedido me ha transformado en la misma persona que te miró un día y nunca más se fue de tus ojos.
Aquí estoy esperándote.

Anuncios

9 comentarios en “De la esperanza

  1. Sé que eres la misma…muchos los sabemos…¿pero hay que convencer a alguien que eres la misma para que acuda?…No creo en la gente que no ve lo evidente.
    Un besote

  2. Uh, pero cómo hay comentarios acá!!! Qué lindo.
    Sólo quería compartir con todos una sensación de liberación que sentí el sábado.
    No intento convencer a nadie para que acuda. Estas palabras son mi propio convencimiento de que se abrió un horizonte este fin de semana.
    Les mando besos a todos.
    Muchas gracias!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s