De la esperanza

Veo los edificios que rodean la ventana de mi nueva casa. Es un paisaje urbano feo y duro. Aún así el sol sale un poquito hasta subir lo suficiente e inundar la cocina. Saboreo el café recién hecho, en la misma cafetera de la otra vez. Soy la misma, sabes? He cambiado y acomodé mi cuerpo y mi cabeza a nuevos espacios y países, a nuevas personas. Tengo una hija. Soy la misma, te digo de nuevo. Y aquí estoy esperándote, porque todo lo que ha sucedido me ha transformado en la misma persona que te miró un día y nunca más se fue de tus ojos.
Aquí estoy esperándote.

9 comentarios en “De la esperanza

  1. Uh, pero cómo hay comentarios acá!!! Qué lindo.
    Sólo quería compartir con todos una sensación de liberación que sentí el sábado.
    No intento convencer a nadie para que acuda. Estas palabras son mi propio convencimiento de que se abrió un horizonte este fin de semana.
    Les mando besos a todos.
    Muchas gracias!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s