La ventana

Había días que no hablaba. Días que prefería la penumbra y mirar por la ventana. Se sentaba sola en la cocina, se componía el vestido a los manotazos, juntaba esas mismas manos sobre la mesa y se quedaba en silencio. Yo seguía su mirada, desde la altura de mis siete años. La sombra de la mata de mango en el patio, la reja del portal, el sonido del pico del loro contra la jaula, su nombre voceado por la vecina. Yo tampoco hablaba, me preguntaba qué buscaba en la ventana.


Tu gitana por Luar na lubre.

Anuncios

Un comentario en “La ventana

  1. Lo que todos buscamos. Quizás. Es necesaria esa ventana. Esa penumbra. Esos silencios. Y esa mirada.

    Un beso

Los comentarios están cerrados.