Una habitación con una ventana

No hacen falta demasiadas cosas en la vida pero sí una habitación con una ventana; una habitación que sea de uno y con una puerta a la que en caso necesario se le pueda añadir un pestillo o echar la llave, como dice Virginia Woolf; una habitación con una ventana por la que entre algo de luz natural y desde la cual se pueda observar un fragmento de vida y un ingreso decente que le conceda a uno el sosiego necesario para sus indolencias o para sus tareas sin beneficio asegurado.

Tomado de Habitaciones con ventanas.

Otro regalo de viernes

Anuncios

2 comentarios en “Una habitación con una ventana

  1. Y un pedazo de mar en la ventana, se puede pedir? Y ya que estamos: un libro, una flor en el aire, cuatro paredes llenas de canciones… ( y así hasta la recompensa)

  2. absolutamente de acuerdo 🙂 la vida es mucho más llevadera con un pequeño rincón propio y eso a veces es un lujo y hay que disfrutarlo.

Los comentarios están cerrados.