Risotto

Me gusta el risotto con carne de hongos; portobellos, shiitakes, champignones, cualquiera, pero que sean bien gorditos. Me gusta cuando los corto y el cuchillo se hunde en la masa haciendo un poquito de resistencia. Comer el risotto es muy rico. Preparar los ingredientes y cocinarlo, es…, hacer magia.
Primero, tener todo cortado en tamaños iguales: la zanahoria, el puerro, los espárragos. Después preparar un buen fondo de verduras o de pollo. Con cualquiera de los dos caldos me gusta. Luego rehogar, es uno de los más altos momentos; los aromas potenciados con un buen aceite de oliva extravirgen, mmmm, se empiezan a movilizar los jugos en el estómago y la boca se te hace agua, no?
Es entonces que llega la vedette del espectáculo: el arroz. Arbóreo, el mejor, de buen almidón y redondete. Y ahí vamos, incorporado a la sazón, rehogado él mismo, esperando ansioso por la avalancha del líquido, salado en lo justo, y a revolver. Revuelve y revuelve, con cuchara de madera, eh? Y dale, y vas viendo cómo se va poniendo untuoso, a medida que el grano se abre. Sigues revolviendo y agregando más caldo, cada vez que te lo pida, mientras no paras de revolver.
Son unos cuantos minutos, hasta que ves cómo la generosidad del arroz te avisa y te obliga a parar. Porque lo mejor del risotto es el arroz. Que es una verdad de perogrullo, sí claro, pero no por eso menos contundente.
¿Sabes qué te sugiero? Pídele, tiernamente a tu pareja, que te prepare un trago en lo que estás revolviendo: es el aperitivo ideal.
La albahaca del jardín francés, como estaba cerca, adornó un poco en la mesa cada plato servido con pimienta recién molida y queso rallado. Sí, ese, el Reggianito de Sancor.
¡Buen provecho!

Anuncios

4 comentarios en “Risotto

  1. Mmmmm… estoy en Bs As el 11 al 15 de junio y me dieron muchas ganas de comer risotto con carne de hongos hecho por una gran amiga que seguro me invita… jeje, nos vemos!!!

  2. La generosidad ¡¡!! Eso es ¡¡!!
    Ese es el intringulis de todo plato de arroz “con cosas”. Que ceda su cuerpo a sabores ajenos
    ¿se le puede pedir más?

    Un beso
    (me gustó el risotto)

Los comentarios están cerrados.