Cuatrocientos ochenta y nueve

Cumple años La Habana. La ciudad en la que no tengo que mirar las señalizaciones para saber en qué calle estoy, donde no tengo que contar las paradas de la guagua para saber en cuál bajarme, el lugar que tenía tanto de mí como yo de él.
La ciudad de las columnas, La Habana elegante, la que no aguanta más, la villa de San Cristóbal de La Habana, la del Patrimonio de la humanidad.
Mi Habana.

Sábanas blancas por Gerardo Alfonso. Sábanas blancas, 1995.

Habana, mi vieja Habana
señora de historias de conquistadores
y gente, con sus religiones
hermosa dama.
Habana, si mis ojos te abandonaran
si la vida me desterrara a un rincón de la tierra
yo te juro que voy a morirme de amor y de ganas
de andar tus calles
tus parques y tus lugares.
Cuatro caminos
virgen de Regla, puerto de mar
lugares vecinos
el largo muro del litoral
el Capitolio y Prado con sus leones
y sus visiones.
Sábanas blancas colgadas en los balcones.
Habana, mi gran Habana
costumbre de darle una vuelta a la ceiba de noche
y fiestas en casas de barrios modernos y pobres
de gente noble.
Virgen del camino
Nuevo Vedado residencial
lugares vecinos
faro del Morro y la Catedral
barrios pequeños llenos de tradiciones
y emociones.
Sábanas blancas colgadas en los balcones.

Anuncios

4 comentarios en “Cuatrocientos ochenta y nueve

  1. No lo recordaba … no recuerdo el nombre de calles que nunca aprendi..solo unas pocas de letras y numeros, será un despechado de La Habana?
    ¿Apátrida me han hecho?
    sin dramas
    besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s