I’m nobody

Me gustan los atajos. Cortar camino, como le dicen en la isla que duele. Pero no por ahorrar tiempo. Sino por la transgresión, por tomar un rumbo que no está del todo permitido.
Y esa es la única transgresión que me permito. Porque soy muy adaptadita, tratando de pasar inadvertida por el mundo. Hace bastante que descubrí eso, que quiero pasar sin dejar ni rastro. Hay quien cree que es irresponsabilidad, otros creen que es doble personalidad y hay por ahí alguno que piensa que es cinismo. Están equivocados; soy nadie.

I’m Nobody! Who are you?
Are you – Nobody – too?
Then there’s a pair of us!
Don’t tell! they’d advertise – you know!

How dreary – to be – Somebody!
How public – like a Frog –
To tell one’s name – the livelong June –
To an admiring Bog!

Emily Dickinson

Anuncios

4 comentarios en “I’m nobody

  1. Sí, de acuerdo. ¿Por qué esa insistencia en querer ser un mueble o parte de la escenografía de otras vidas? How public! dice Dickinson y, como casi siempre, tiene razón. Y tienes razón. Saludos,

    Tersites

  2. Es el espíritu de esa letra, Tersites; así mismo es.
    Niurkita querida, tú eres mi amiga. Eso no tiene la más mínima interpretación. Es un dato de la realidad.
    Besos a los dos. Gracias por pasar.

  3. Pasar por el mundo sin dejar rastro es muy interesante porque te hace ser libre e independiente. Me gusta ir por el mundo sin llamar la atención, sin que se me vea demasiado, sin hacer ruido. Me siento libre como un pájaro.

    Un gran beso, ZoePé.

Los comentarios están cerrados.