El sitio en que tan bien se está

Así llamó Eliseo Diego a uno de sus poemarios; uno de esos, que te llenan los sentidos de misa de seis, casa solariega, almuerzos en familia y calma chicha de la siesta por la tarde.
Es domingo y de nuevo pienso en cómo llenar de esas mismas sensaciones este día que se me hace largo; incómodo y largo. Me encantaría alargar la mano y tocar con cada dedo un libro de Bachelard, un lienzo de Chagall, la textura de la voz de Juan Diego Florez, el aroma del café Juan Valdez.
Es domingo en Buenos Aires. Y otoño.

Anuncios

6 comentarios en “El sitio en que tan bien se está

  1. Este post es indecente…mis domingos cada vez son mas cortos y ya la tarde me recuerda la vuelta al cole del lunes :-(…me cedes tus domingos y te doy los míos?
    besotes
    Chagal no, el café si, el Bachelard tal vez…..que tal un domingo rehaciendo la huerta después del invierno? fatal, no? 🙂 besotes, a partir de pasado mañana ya me toca ese domingo que terminará enseguida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s