Memoria de las manos

Guardo en mis dedos un archivo inmenso. Sólo que la memoria hace un refresh cuando entra de nuevo en contacto.
Por eso hay texturas que ya olvidé, que no recuerdo en lo más mínimo.
Por eso, ahora, mis dedos están llenos de vivencias, de suavidades, de formas simples y blancas, con aroma de calabacines e hinojo y compañía en cortos e intensos desayunos de días de semana.

Afortunada por Francisca Valenzuela. Muérdete la lengua, 2007.

Anuncios

5 comentarios en “Memoria de las manos

  1. Dichosa memoria de las manos … las mias aveces tratan de recordar…se mueven en el aire…pero apenas lo consiguen. A veces vuelven a aquel objeto tan ansiado…y el tacto no es el mismo…han dejado de recordar.
    Un beso. Me encanto Francisca Valenzuela. No la conocia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s