Payasos

Siempre tuve miedo de los payasos. Mi viejo nos llevaba todos los años a ver el circo soviético en la Ciudad Deportiva y cuando tocaba el turno del claun, yo no paraba de llorar.
Como ejercicio de exorcismo asistí, hace poco, a una función de payasos. La cámara fue un buen aliado y luego cuando veía las fotos descubrí la luz mandarina que pesa en ellas.
A la salida, bajo una lluvia finita, un abrazo me curó definitivamente.

Anuncios

4 comentarios en “Payasos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s