Homenaje

Hombro
No hubo tiempo de que me hartaras. No hubo posibilidad de que tus pantalones tirados en cualquier lado llegaran a molestar mi orden. Ni que las piezas siempre perdidas del scrable chino me estorbaran cuando veía la televisión en el sillón del living. Lo que me costó tenerte y te fuiste, así no más, como el jabón que se resbala de las manos.
Mi hombro izquierdo lleva la promesa que hicimos en nuestro único fin de año y aunque mi memoria se borre, cuando tenga sesenta años acariciaré mi tatuaje como le hacía a tu pelo el útimo día.
No te extraño más. Pero me encantaría que vieras cómo soy ahora. Sé que te gustaría. Y que también elegirías lo que hoy decido.

Anuncios

6 comentarios en “Homenaje

  1. Precioso. Se me ha puesto la piel de gallina. El último párrafo se lo dedicaría a mi primer amor. Tal cual. Muchas veces he pensando justo ese “pensamiento”, que te queda a ti tan bien escrito. Muy bonito.

    Un abrazo.

  2. Así es, dicho con la ternura de tus palabras. Aunque ya no le extrañe, duele saber que existió y ya no está. No se si me gustaría que me viese ni en sueños..
    un besote

  3. Hola, Zoepé:

    No he podido evitar sentirme totalmente identificado con tu texto.
    Me ha encantado por su sencillez formal, y por su fuerza expresiva.
    Yo, que me pierdo en las palabras, no puedo evitar desear alcanzar la fuerza escueta que posees.
    Un placer haberte descubierto.
    Espero que todo marche bien.

    Cuídate

    Nino

Los comentarios están cerrados.